Gritos

La mejor fue siempre la Madrileña, la llamaban así porque era de León:

¡¡Ya llegó la compra !!

Cada quince días exactos sonaba el mismo grito de alarma, rebotaba en cada rincón, en cada muro. Aviso urgente a cada uno de los de su prole que dejaban lo que estuviesen haciendo y corrían al portal despavoridos. Se apiñaban en la puerta discutiendo entre ellos qué iba a comer cada uno.

Nunca lo comentamos y creo que, justamente por ese instinto que casi siempre acierta señalando las cosas de las que no se debe hablar, teníamos claro que había algo extraño en esa manera de anunciar la llegada de la comida.

¡¡Ya llegó la compra !!

La madrileña emergía de la ventana con su grito sostenido, toda una profesional, la soprano de las ventanas. A mi me parecía injusto que en mi casa la compra no fuese un acontecimiento para publicar al viento.

¡¡ María de la Almudena !!

¡¡Francisco Javier!!

¡¡José Alberto !!

¡¡Juan Antonio !!

¡¡ María de las Mercedes !!

¡¡ Adoración de María !!

¡¡¡¡¡ Llegó la compra !!!!!

La More, Kiko, Pepe, Toñín, Merche y Dora corrían hacia casa. Ella sonreía satisfecha, roja por el esfuerzo, y yo solo envidiaba no tener un par de nombres que alguien me gritase por la ventana, dándome esa dignidad que la Madrileña daba sus hijos cada quince días.

(Foto: Wikipedia. Autor: Xermán)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: